Ósmosis inversa

La ósmosis inversa es un proceso físico de purificación de agua que funciona mediante el uso de membranas semipermeables y alta presión.

Las membranas de ósmosis inversa con una precisión de 0.001 micrones remueven bacterias, metales pesados, sales minerales, sustancias dañinas y otras sustancias químicas disueltas en el agua.

Forzando el paso del agua a través de la membrana, con la presión generada por una motobomba, se logra la separación de los contaminantes  químicos y biológicos presentes en el agua.

El rendimiento de un sistema de ósmosis inversa, está determinado por diversos factores, como son:

  • La calidad de la membrana.
  • La calidad y temperatura del agua a tratar.
  • La presión.

Este proceso tiene múltiples aplicaciones, que incluyen entre otros muchos:

  • Producción de agua potable.
  • Desalinización de agua de mar y salobres.
  • Purificación de aguas residuales.
  • Producción de agua para alimentación de calderas, procesos industriales e industria farmacéutica. 

En términos generales podemos afirmar que el proceso de la ósmosis inversa ayuda a producir agua potable de buena calidad con sabor neutro.

Es importante recalcar, que para obtener resultados óptimos, previamente se debe someter el agua a tratar a un proceso completo de filtrado de varias fases, con filtros de sedimentos, de carbón activado granular y en bloque, así como de suavizado.

Las membranas de ósmosis inversa requieren limpieza, según la calidad del agua de alimentación, de 1 a 4 veces al año.

Una indicación de que es necesario limpiar la membrana, generalmente es cuando se observa una caída de presión, si disminuye el flujo de permeado y por consiguiente aumenta el flujo de rechazo.

Te ofrecemos membranas y sistemas ensamblados de ósmosis inversa para uso doméstico, comercial e industrial, marca Purikor.

Si deseas mayor información, no dudes en ponerte en contacto  con nosotros.